Conéctate en

Corredora

En octubre instalarán cámaras de control del tráfico en el centro

La medida se implementará en octubre, en el momento en el que la empresa adjudicataria de las obras de la Corredora tiene previsto que las cámaras de control queden instaladas en el puente de Canalejas y en el de Santa Teresa

Publicado

el

El Consistorio ha escuchado las críticas de la oposición sobre el aumento de tráfico en la calle Ángel como consecuencia de las obras de peatonalización de la Corredora. El Ayuntamiento asegura que implementará restricciones en el tráfico en la zona centro a partir de octubre para minimizar la transición de vehículos y la contaminación. Así lo ha recordado Esther Díez, que también ha destacado que la decisión se consensuó en el 2018 con los vecinos de la calle Alfonso XII y la calle Ángel.

La medida se hará en octubre porque es el momento en que la empresa adjudicataria de las obras en la Corredora tiene previsto que las cámaras de control queden instaladas en el puente de Canalejas y en el de Santa Teresa. Respecto a los medidores de calidad de aire que se han retirado, Díez ha apuntado que se colocan durante dos temporadas al año por un estudio que realiza la UMH y que este año se han puesto en calle Ángel y Sant Jordi a petición de los vecinos.

 

La UMH seguirá midiendo la calidad del aire

El Ayuntamiento y la UMH renuevan un convenio para estudiar la calidad del aire y así saber cuáles son las zonas de Elche más afectadas por la contaminación del tráfico. El consistorio ha cedido 7.000 euros y la universidad otros 10.000 euros para llevar a cabo el proyecto. Aseguran que este año se tendrá en cuenta la presencia de la Covid-19 y las obras de la Corredora, ya que utilizan múltiples factores durante el estudio. Esta actuación se encuentra dentro de los proyectos para conseguir la capitalidad verde europea.

Esther Díez, edil de Movilidad, ha explicado que la toma de datos es a través de adaptadores pasivos colorados en farolas: “Se colocan durante las temporadas de invierno y verano para detectar el dióxido de carbono que hay en el aire como consecuencia del tráfico.”

Corredora

La consellera Mireia Mollà visita las obras de la Corredora y Plaza de Baix

La ilicitana ha asegurado que con esta actuación, Elche cumple con la Ley de Cambio Climático que les Corts aprobará para obligar a los ayuntamientos a crear zonas libres de emisiones y sostenibles

Publicado

el

Las obras de peatonalización de la Corredora avanzan a buen ritmo. Se ha abierto el primer tramo ya peatonalizado de esta vía emblemática y el resultado gusta a vecinos y comerciantes.  La Consellera de Transición Ecológica, la ilicitana Mireia Mollá, quien estuvo durante el pasado mandato defendiendo esta actuación en el gobierno municipal, ha visitado hoy las obras. Lo ha hecho junto al alcalde y anteriores compañeros de Corporación Municipal.

La responsable autonómica ha recalcado que con esta actuación urbanística, Elche cumple con la Ley de Cambio Climático que les Corts aprobará para obligar a los ayuntamientos a crear zonas libres de emisiones y sosteniblesEl alcalde ha agradecido la visita de la Consellera para ver una obra que contribuirá a luchar contra el cambio climático. 

La Plaza de Baix se ha convertido en la zona cero de las obras, al juntarse los trabajos de peatonalización con los de la restauración de Calendura o las obras de renovación de uno de los edificios de la Plaza.

Seguir Leyendo

Corredora

Una calle peatonal con luces y sombras según los ciudadanos

Las obras de peatonalización de Plaça de Baix y Corredora suscita un debate entre comerciantes y vecinos sobre si es beneficiosa o no para los comercios

Publicado

el

Este año la Plaça de Baix y Corredora no pueden ceder su espacio para las actividades que se realizan durante la época estival, ya que se encuentra en obras para su futura peatonalización. Un asunto que ha suscitado debates en el equipo de gobierno, pero también entre los comerciantes y vecinos. 

Las obras de peatonalización de la Corredora finalizarán antes del 30 de septiembre. El equipo de gobierno tiene puestas sus esperanzas en conseguir que este proyecto de 542.000 euros sea muy beneficioso para la ciudad. Pero no se conocen las opiniones de los comerciantes y vecinos de la zona, si están a favor o en contra.

“Nos está afectando pero sobre todo por el acceso porque no tienen toda la calle para circular, no saben qué zonas están cerradas y esto nos afecta a los comercio”, explica Cintya Palomino, dependienta en tienda Ana Filardi a las puertas del establecimiento y a escasos metros donde dos obreros colocan las losas en el cruce de Cuatro Esquinas.

Un poco más arriba, asoman las vallas que rodean el Mercado Central, otra gran losa más sobre los comercios de la zona. De esto habla Maria Teresa Alegria Miralles, dueña de Teresa Moda Hombre. La mujer observa ambos extremos de la calle y no sabe discernir cuál es la peor pesadilla: “Es una incógnita, no se sabe cómo van a reaccionar los vecinos. Lo que más preocupa es el estado del Mercado Central, que es una vergüenza”.

A unos metros, la tienda Pepe Menargues abre sus puertas para trasladar su opinión a través de Dolores Torres, dependienta, quien, con aptitud positiva piensa que “las obras son positivas para el centro, sí que es verdad que se podían haber hecho en otro momento, pero no pasa nada. No solo afectan estas obras, hay que recordar que estamos en mitad de una pandemia que nos ha perjudicado a todos”.

Y no solo han hablado los comerciantes. Los vecinos también han querido dar su perspectiva sobre las obras de la Plaça de Baix, así lo traslada un hombre mientras hace cola frente a la oficina de la OMAC: “No era el momento adecuado aunque el proyecto es muy positivo para todos nosotros. Con las circunstancias que estamos pasando deberían pensar en la gente está sin trabajo“.

A favor, en contra, e incluso algunos tienen la incógnita de lo que pueden favorecer estas obras de la peatonalización de la Corredora. Lo único que sacamos en claro es que quieren que estas obras sean beneficiosas para el casco histórico.

Seguir Leyendo

Corredora

Los nuevos adoquines de Plaça de Baix cumplen la normativa de seguridad

Las pruebas que se han realizado a los mosaicos sirven para comprobar que son antideslizantes y evitar caídas

Publicado

el

Las obras de peatonalización de la Corredora no aminoran su marcha. La empresa encargada del proyecto ha realizado unas pruebas a los adoquines que adornarán la Plaça de Baix para que sean antideslizantes que, aseguran, cumplen más del 30 por ciento de lo que exige la normativa.

El equipo de gobierno ha mantenido esta mañana una reunión con el arquitecto municipal, Julio Sagasta, donde se ha dado cuenta de los resultados de las pruebas antideslizantes realizadas a los adoquines que se colocarán en Plaça de Baix. Sagasta ha explicado que cumplen con la normativa: “Las pruebas han determinado que el nuevo suelo da una seguridad de un 20 o 30 por ciento más de lo que se exige por normativa para que no resbale”.

En cuanto a las pruebas de seguridad realizadas con los adoquines, Francisco Fuster, director de la obra, ha indicado que “en un primer momento, al fabricante que nos suministra el mármol le exigimos que el corte que hace tenga un certificado antideslizamiento y, además, una vez colocado llamamos a un laboratorio que hace las pruebas”. El arquitecto ha indicado que el laboratorio hizo ayer las pruebas que determinaron que el pavimento que se va a colocar es seguro.

Seguir Leyendo
Publicidad Autofima-Hyundai

Elche en Punta

Facebook

Publicidad Limpiezas Tomás

Trending